Directores, la primera pieza del cambio.

by sissicancino@gmail.com on 27 junio, 2017

Por Redacción UNOiNews/Mario Amaryit Luviano

Estamos acostumbrados a leer y escuchar acerca de cómo se puede ser un mejor alumno, mejor profesor e incluso padre de familia cuando se toca el tema de la escuela, pero hoy nos enfocaremos en el pilar de ésta, los directores.

Estar a cargo de un colegio no es tarea sencilla, un director es el líder de la escuela, es quien está a la cabeza y el que da la cara, así que hoy les tenemos algunos consejos para ser un buen director:

  • Aprende a delegar: El director no sólo es la cabeza del colegio, es un líder que tiene que ser capaz de impulsar el crecimiento de sus docentes, alumnos y padres de familia. Asegúrate de estar rodeado de profesores capacitados, innovadores y déjalos cumplir con su trabajo, pues después de todo un buen líder debe confiar en su equipo.
  • Escucha y deja hablar: Un buen director no es aquel que sólo da órdenes, pues no siempre tendrá todas las respuestas, debe estar abierto a escuchar las opiniones, recomendaciones y quejas que surjan. Recuerda que escuchando, en especial las quejas o críticas, podrás corregir y crecer.
  • Ten tus objetivos claros: Es de suma importancia que tengas claro el camino que quieres recorrer y hacia dónde quieres llevar tu escuela. Ten metas objetivas, no hay nada malo en ser ambicioso siempre y cuando tengas fija tu meta, el plan de acción y el equipo con el que piensas lograrlo. Recuerda que estas metas u objetivos podrán ir evolucionando mediante tú y tu equipo las vayan poniendo en práctica.
  • Innovación: No se puede hablar de un cambio educativo si no se empieza por el pilar de la escuela, tú como director del cole debes ser el primero en actualizarse, saber cómo es el aprendizaje hoy en día y saber de las nuevas herramientas y tecnologías que existen. Debes estar a la vanguardia para poder fomentar el cambio y así lograr que tus profesores también estén abiertos al él, un buen director pone el ejemplo.
  • Ten los recursos adecuados: El colegio debe contar con lo necesario para lograr una escuela del siglo XXI. En UNOi estamos conscientes de este punto, pues apoyamos no solo con herramientas digitales, también con una metodología abierta al cambio. Como director esfuérzate en conocer sobre el sistema y todo lo que ofrece para hacer que tus maestros y alumnos lo aprovechen al máximo.
  • Inspira confianza: Es uno de los puntos más importantes, pues tú eres la cabeza del equipo y la pieza clave para mantenerlo unido. Si tienes tus metas y objetivos claros, esfuérzate en lograr que tu equipo los adopte y los quiera llevar a cabo, guíalos y hazles saber que trabajarás con ellos, hasta llegar a la meta.
  • Comunicación: El director tiene que estar en constante comunicación con su equipo, debe saber de las mejoras y las fallas, cualquier información se debe aprovechar para analizarla y mejorar.
  • Genera un ambiente agradable: El respeto es la base de todo, dirígete a tu equipo con educación y no permitas que haya faltas de respeto entre ellos, no aceptes que se hable mal de nadie, ni de otros profesores, de los alumnos problemáticos o de los padres más especiales. No olvides que si hay profesores inconformes, alumnos conflictivos y padres enojados es porque probablemente haya algo mal dentro del colegio y está en ti detectar el problema y buscar una buena solución.
  • Atrévete a correr riesgos: Sí, ser un director requiere agallas, busca nuevos métodos, formas y oportunidades que puedan  hacer crecer tu colegio como centro educativo y como negocio. Recuerda que debes estar a la vanguardia pues la competencia también lo estará, corre riesgos viendo los posibles panoramas que tendrás al hacerlo y ten un plan de acción con el que si algo no obtiene el resultado esperado, puedas solucionarlo rápida y eficazmente.
  • Incentivos: No hay nada mejor que tener empleados contentos y sabemos que muchas veces es imposible dar incentivos económicos, pero esto no significa que puedas tener otras alternativas. Sé creativo e imaginativo con las recompensas o reconocimientos, de hecho puedes usar el tiempo a tu favor. Sí, literal el tiempo puede ser una buena recompensa.
  • Ten sentido del humor: no hay cosa mejor que un ambiente laboral lindo y agradable. Pon empeño en siempre brindar una sonrisa pues los problemas nunca faltarán y con mal humor jamás lograrás resolverlos. Recuerda que la educación es una labor difícil, pero que requiere de mucho amor.

Estos son solo algunos consejos que esperamos puedan poner en práctica y recuerden que el cambio comienza en ustedesdirectores

sissicancino@gmail.comDirectores, la primera pieza del cambio.